Tarjetas de crédito adicionales. Compras más responsables en el Buen Fin.

3.65

 

Como titular de una tarjeta de crédito tienes la opción de solicitar tarjetas adicionales para tus hijos o pareja, y aunque éstas dependen de tu línea de crédito, resultan ser una buena opción para tus seres queridos que no tienen una forma de comprobar ingresos pero que sí requieren disponer de una forma de pago.

Pero, ¡ojo! Hay que tener mucho cuidado cuando llegan épocas de grandes descuentos y promociones especiales como “el Buen Fin”, ya que si toda la familia quiere aprovechar las rebajas, de un momento a otro se incrementará tu deuda, y esos descuentos imperdibles que no quisieron dejar pasar pueden rebasar tu capacidad de pago, y al final podrías terminar pagando más de lo que costaba en un principio, gracias a los dichosos intereses.

Para que esto no te pase, te compartimos algunas consideraciones que debes saber sobre el uso de las tarjetas adicionales. ¡Toma nota!

 

– Como titular puedes determinar el monto máximo de crédito para la tarjeta adicional.

– Tú eliges a quién se la quieres dar, o en su caso, cancelar.

– No se requiere de tu autorización cada vez que se hace una compra o pago con la tarjeta adicional.

– Recibes un solo estado de cuenta en donde se reflejan los movimientos tanto del titular como de las adicionales.

– Las compras y pagos hechos por la adicional pueden generarte puntos o millas, si es que tu tarjeta maneja algún tipo de programa de recompensas.

– Pueden participar en promociones de meses sin intereses, descuentos y ofertas especiales.

– Como titular tienes control y conocimiento de todos los gastos que se hacen con las tarjetas adicionales.

 

Sin embargo, también es necesario que tomes en cuenta que:

 

– Si se hace un mal uso de la tarjeta adicional puede afectar tu historial crediticio.

– Ante el banco o la tienda departamental, tú eres responsable del pago de la cuenta principal como de las adicionales.

– Generalmente las tarjetas adicionales pagan anualidad, y aunque suele ser menor que la del titular, sí representa un gasto extra para ti.

– Tu nivel de deuda puede aumentar considerablemente de un momento a otro y comprometer tu capacidad de pago.

 

Ten presente que las tarjetas de crédito no son una extensión de tu sueldo o un ingreso adicional, pero usadas correcta y moderadamente pueden ayudarte a resolver algunos de tus compromisos económicos, a aprovechar las ofertas y promociones del momento, y al mismo tiempo a que aprendan en familia a saber manejar a su favor los beneficios del crédito.

Pero antes de salir a gastar considera ahorrar. Planifica tus gastos pensando primero en el ahorro, después en el ahorro, y por último, en el ahorro, para que no tengas pretextos y puedas destinar una parte de tus ingresos a tu cuenta individual de Afore, y con ello, garantizarte una mejor calidad de vida en tu retiro.

En Profuturo nos interesa ayudarte a lograr tus metas, acércate a nosotros para que conozcas todos los productos y servicios que tenemos para ti. Déjanos un mensaje en nuestras redes sociales de Facebook o Twitter, o bien, escríbenos tu comentario en el blog.

Si todavía no eres parte de Profuturo te invitamos a que te acerques a nosotros para que conozcas nuestros servicios y tomes la mejor decisión para tu futuro.

Sé parte de Profuturo y regístrate en nuestra sección exclusiva para clientes, y consulta a detalle toda la información de tu cuenta de Afore; o mejor aún, descarga la app Profuturo Móvil y revísala desde tu celular. ¡Haz tu Afore más fácil!

 

Por: Alarik Reyes

Consulta www.gob.mx/consar.           

También te puede interesar:

.