5 lecciones de ahorro que aprendimos de mamá

0.00

 

Una de las muchas cosas dignas de admirar de las mamás es su capacidad para hacer que las cosas funcionen: dentro y fuera del hogar. Esta especie de multitasking que muchas veces aprenden sobre la marcha es una de sus más grandes aliadas: nos muestran cómo el esfuerzo, la dedicación y la motivación pueden lograr mucho.

Entre muchas de sus aptitudes, está no sólo hacerse cargo de sus finanzas personales, sino poder hacer la diferencia en las de su casa. Así como las lecciones de papá hoy pueden ser de mucha utilidad, podemos tomar de ejemplo muchas de las actitudes más comunes en ellas para aprender y lograr una mejor relación con tu economía en beneficio de tu día a día. Aquí te compartimos cinco enseñanzas de una mamá que pueden hacer una diferencia en cómo llevas tu economía:

Ir por tus metas sin importar los obstáculos

Una de las cosas que más podemos aprender de las mamás mexicanas es su creatividad y versatilidad cuando se enfrentan ante apuros económicos. Para ellas no hay obstáculos: siempre encuentran la manera de salir adelante. Desde iniciar un negocio propio con los elementos que tienen a la mano, hasta salir a aventurarse y trabajar en algo, sin importar la experiencia que tengan.

En momentos de adversidad, no olvides que siempre hay una forma de solucionarlo. Si estás presentando problemas económicos ábrete a todas las alternativas posibles para salir adelante y usarlo de forma responsable. Lo importante es que no te cierres a ninguna alternativa para que puedas ir por lo que deseas y necesitas.

 Priorizar gastos es importante

Las mamás son expertas en poner prioridades a la hora de decidir qué se va a comprar y qué no. Muchas veces son ellas quienes administran los gastos de la casa, y por eso saben qué urge más. De igual forma en sus negocios; tienen conciencia para decir qué gastos son más importantes y se limitarán a priorizar cosas más necesarias o ir por un objetivo.

Aprende a administrar tu dinero siguiendo esta enseñanza: ¿Qué gastos urgen más? ¿En cuáles podrías abstenerte para cubrir primero lo más necesario? Puedes hacer una lista mensual de cuáles son los gastos más urgentes. Esto te ayudará también a evitar compras compulsivas, y a la larga te permitirá tener un mayor control con tu dinero, logrando incluso libertad financiera.

Ahorrar te ayuda a cumplir tus sueños a largo plazo

Gracias a las mamás podemos ver el ahorro como una herramienta para lograr objetivos: una tanda o cundina, donde se organizan entre ellas y se ayudan entre sí para que todas aprovechen el dinero de la manera en que más se les facilite. Gracias a esta experiencia es que el ahorro deja de ser aburrido y se convierte en algo que se vuelve cotidiano y da resultados palpables.

Si bien ahorrar en una tanda no es la mejor opción, puedes tomar el ejemplo para tener la iniciativa de encontrar el método de ahorro que más te funcione. Las Aportaciones Voluntarias, por ejemplo, te permiten crecer tu dinero de forma segura y con atractivos rendimientos a largo plazo. Te invitamos a conocer lo fácil que es ahorrar y programar tu ahorro en Profuturo Móvil: puedes elegir la cantidad que desees y la periodicidad.

Comparar precios sí hace la diferencia

Una de las cosas más admirables de una mamá mexicana es su capacidad para hacer rendir el dinero. Por eso siempre están comparando precios en diferentes lugares, se organizan para saber qué se necesita, y no dudan en regatear si es necesario.

Aunque muchas veces no sea fácil hacerte el tiempo para comparar precios, o buscar las mejores ofertas, esto puede hacer una gran diferencia en tus gastos cotidianos. De cualquier forma, no descartes encontrar la mejor opción cuando vayas a hacer tus compras: pruébalo una vez y nota la diferencia. Cuando descubras cuánto ahorraste será más estimulante para ti volverlo un hábito poco a poco.

Las cosas usadas pueden ser también útiles

¿Alguna vez usaste una prenda o un juguete que antes fue de un familiar tuyo? Las mamás siempre están buscando cómo apoyarse entre sí. Eso incluye regalar objetos en buenas condiciones que puedan servir a otro miembro de la familia, sobre todo en la infancia, cuando los niños están en constante crecimiento y muchas veces la ropa sigue en buen estado. Gracias a esto, aprendimos que darle una segunda o tercera vida a las cosas puede beneficiar a nuestras finanzas.

Probablemente como adulto ya no vivas tanto la situación de recibir ropa heredada de algún familiar como en tu infancia, pero puedes tomar este ejemplo para comprar más cosas de segunda mano y descubrir los beneficios que esto te puede dar. Además, puede ser una experiencia estimulante, además de mejorar tu economía, por ejemplo, cuando compras algo raro o vintage.

Utiliza el ejemplo de ellas para ir por ese futuro que quieres para ti y quienes amas. Recuerda que cuidar de tu Tu Yo del Futuro® también puede tener un impacto positivo en quienes te rodean, entre ellos, tu mamá. A diferencia de tu infancia, hoy como adulto cuentas con más elementos para lograr lo que deseas: cambiar tus hábitos para mejorar tus finanzas también se puede traducir en tranquilidad y bienestar para tu mamá. Finalmente: jamás es tarde para retribuir todo su esfuerzo y dedicación.

En Profuturo nuestro objetivo es apoyarte para que dispongas de mejores soluciones que te garanticen un mejor balance financiero y que cuentes con una mejor pensión para tu retiro, tu futuro y el de las personas que amas. Conoce nuestros productos y servicios que ofrecemos: con nosotros ahorrar es fácil y sin complicaciones. También puedes escribirnos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter o Instagram.

Si aún no eres parte de Profuturo, puedes dejar tus datos aquí para que conozcas nuestros servicios y estés más cerca de construir un mejor futuro para ti y tus seres queridos.

Los recursos en tu Cuenta Individual son tuyos. Infórmate en www.gob.mx/consar

.