Mantén deudas sanas y ve por tu futuro

4.50

 

Uno de los mitos más comunes es pensar que endeudarse está mal, ya que no se toma en consideración en muchas ocasiones el por qué se solicitan préstamos o créditos. Y aunque es cierto que hay que pensar con detenimiento antes de tomar una decisión como esa, es importante tener en cuenta que muchas veces una deuda puede ser buena para ti.

Toma en cuenta que hay deudas buenas y malas: las buenas te ayudan a aumentar tu historial crediticio, mejoran tus bienes, y las puedes pagar a tiempo sin ningún problema. Una deuda mala, por otro lado, es aquella que te causa preocupación, que no tienes solucionado como la pagarás, y que por los intereses que genera te hace gastar más dinero.

Como regla de oro, se recomienda siempre no contraer una deuda que exceda al 30% de tus ingresos mensuales. Por ejemplo, si pagas un teléfono a meses sin intereses, el monto que debes pagar mensualmente entra en el 30% de tus ingresos mensuales a considerar. Por otro lado, si haces una compra con tu tarjeta de crédito y la liquidas ese mismo mes antes de la fecha límite de pago, esa cantidad no será necesario que la consideres dentro de ese 30%.

¿Cuáles son las ventajas de pedir créditos o préstamos?

 Como te comentamos, existen formas de utilizar un crédito a tu favor. Por ejemplo, si lo utilizas como un trampolín para alcanzar ciertas metas o hacer realidad un sueño más rápido, esto puede mejorar tu calidad de vida. Recuerda tomar esta decisión siempre con la idea en mente de que tienes que tener asegurada la forma en que pagarás, y que podrás hacerlo sin ningún problema. Si no cuentas con la liquidez financiera para hacerlo, lo mejor es siempre abstenerte.

Otra manera inteligente de usar un préstamo o crédito en tu beneficio es para pagar una deuda y finiquitarla lo más pronto posible. Claro, siempre tomando en cuenta que podrás hacerte cargo de poder pagarlo sin problemas.

¿Qué debes considerar si vas a tener una deuda?

  • Haz un presupuesto de tus ingresos y gastos mensuales. De esta manera sabrás con cuánto dinero dispones al mes para saldar tu deuda.
  • No hagas compras impulsivas: Siempre pon de por medio la prioridad o urgencia del crédito o deuda que estás por contraer.
  • No utilices tu tarjeta de crédito como dinero extra: úsala si tienes el dinero para pagar el monto de la compra, ya sea a meses o en su totalidad.
  • Toma en cuenta los intereses: si no pagas a tiempo la mensualidad de tu deuda, esto significará que los pagos se harán por un monto mayor al original, según los intereses de tu crédito o préstamo. Entre más tardes en hacer tus pagos, más intereses generarás y el monto de tu deuda crecerá.

 ¿Qué pasa cuando no tienes deudas sanas?

El principal problema de no tener deudas sanas es que éstas se convierten en un peso para ti, de muchas maneras posibles. No sólo te estresará la situación, sino que te verás atrapado cada vez más en estas deudas y probablemente te sea cada vez más difícil salir de ellas. Tener libertad financiera implica poder usar tus ingresos para lo que tú desees, sin la presión de que estos se vayan en pagar deudas constantemente.

Otro aspecto importante que debes tomar en cuenta es que cuando no tienes deudas sanas, te será cada vez más difícil acceder a créditos y préstamos que pueden beneficiarte, ya sea para adquirir un bien o lograr ciertos objetivos, desde abrir un negocio, hasta cumplir un sueño en específico.

Recuerda que una de las razones principales para tener finanzas sanas es poder cubrir tus necesidades básicas, entre ellas, tu ahorro para el retiro, que sin duda es una prioridad para ti si estás pensando en tu futuro y cómo cuidar de tu  yo del futuro®. No pierdas de vista esto: ¡de ti depende tener el control de tu economía!

En Profuturo nuestro objetivo es apoyarte para que dispongas de mejores soluciones que te garanticen un mejor balance financiero y que cuentes con una mejor pensión para tu retiro, tu futuro y el de las personas que amas. Conoce nuestros productos y servicios que ofrecemos: con nosotros ahorrar es fácil y sin complicaciones. También puedes escribirnos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter o Instagram.

Si aún no eres parte de Profuturo, puedes dejar tus datos aquí para que conozcas nuestros servicios y estés más cerca de construir un mejor futuro para ti y tus seres queridos.

También te puede interesar:

.