Cumple con tus propósitos de año nuevo y ahorra para el retiro, te decimos cómo.

¡Cumple con tus propósitos de año nuevo! Ahorro para el retiro

4.29

 

Cada que termina un año todos tenemos una lista de nuevos propósitos, así como alguno que otro reciclado que no hemos podido cumplir y que, una vez más, lo integramos a la lista de este nuevo periodo.

Entre los propósitos de año nuevo hay algunos que nos cuestan más esfuerzo que otros, como lo pudimos comprobar en las encuestas que realizamos en Twitter. Con una pequeña consulta, nos enteramos que a nuestros seguidores les cuesta más trabajo ir al gimnasio que dejar de fumar, batallan más tratar de estresarse menos que dormir más horas, les cuesta el mismo esfuerzo bajar de peso que viajar más, y por último, pero no menos importante, les es más difícil ahorrar que pasar más tiempo con la familia.

Para ayudarlos a cumplir sus propósitos este 2016, desarrollamos pequeños videos con tips muy sencillos para llegar a sus metas de año nuevo. Puedes ver un ejemplo aquí mismo:

Y aunque todos los propósitos son significativos en nuestra vida, hoy nos interesa destacar el propósito del ahorro, pues si piensas en tu futuro, y desde ahora haces el esfuerzo de ahorrar y realizas aportaciones voluntarias en tu cuenta de Afore, estarías asegurándote una mejor calidad de vida cuando sea el momento de retirarte. Vale la pena el esfuerzo, ¿no lo crees?

Por eso compartimos contigo unos consejos que te ayudarán a cumplir esta meta ahora que estamos por iniciar un año nuevo. ¡Ponlos en práctica y cumple con este propósito en 2016!

Tips para ahorrar para tu retiro

  • Elabora un presupuesto personal o familiar en donde señales los ingresos y egresos que tendrás durante el mes, esto te permitirá identificar las áreas donde estás gastando demasiado, en las cuales puedes reducir gastos o, en su caso, las que puedes eliminar de tu presupuesto. Esto te ayudará a que veas la diferencia que existe entre tus ingresos y egresos, y de este modo, puedas asignar un monto a tu ahorro.
  • Establece una cantidad de ahorro que resulte cómoda para ti, pues es más fácil cumplir con este objetivo cuando está dentro de tus posibilidades y que además puedas hacerlo de manera constante y disciplinada mes con mes. Verás que poco a poco se convertirá en un hábito y con el tiempo será más fácil que asignes un presupuesto más alto a tu ahorro.
  • Reduce tus gastos diarios imperceptibles, pues son egresos que realizas cotidianamente sin control y conciencia y que en definitiva merman tu meta de ahorrar. Identifícalos y busca alternativas que te ayuden a economizar esos gastos.
  • Comparte tus metas financieras con tu familia, pues es más fácil que lo logres, ya que hay más compromiso, vigilancia y coperación por parte de todos para que te apegues a ellas y tengas éxito.
  • Procura tener la menor cantidad de deudas posible. La primera deuda que debes evitar es la de las tarjetas de crédito, pues suelen ser las que mayor tasa de interés generan. Lo recomendable es tener sólo una o dos y usarla en compras de emergencia u alguna oportunidad y no en compras ordinarias. Es preferible que lo hagas de contado y te ajustes a tu presupuesto.

Recuerda que todo lo que ahorres puedes invertirlo en tu futuro con excelentes rendimientos, a través de las aportaciones voluntarias a tu Afore. Si necesitas más información, visita nuestro sitio web o déjanos un mensaje en la página de contacto. Escríbenos tus comentarios en el blog, o ponte en contacto a través de nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.

Sé parte de Profuturo y regístrate en nuestra sección exclusiva para clientes, y consulta a detalle toda la información de tu cuenta de Afore; o mejor aún, descarga la app Profuturo Móvil y revísala desde tu celular. ¡Haz tu Afore más fácil!

Si no te has registrado en alguna Afore, ¡es momento de dar tu primer paso! Sé parte la mejor Afore en solo 12 minutos. Haz clic aquí para descubrir cómo realizar el auto-registro.

Por: Alarik Reyes

Consulta www.gob.mx/consar.                                                          

Los recursos de la Cuenta Individual son propiedad del Trabajador.

.