El arte del ahorro inteligente: conoce el Método SMART

0.00

 

Si quieres comenzar a ahorrar y no sabes cómo hacerlo, el Método SMART puede ser una buena opción, ya que por sus criterios busca lograr satisfacción conforme se está realizando.

El Método SMART se trata de una técnica en la que se establecen objetivos con la finalidad de ayudarte a lograr metas claras y a tus posibilidades. Se le llama SMART porque es un acróstico de los criterios que se toman en cuenta a la hora de fijar metas:

  • Específico: Define tus objetivos de manera clara y concisa, evitando lo ambiguo.
  • Medible: El progreso hasta lograr tu objetivo debe poder medirse.
  • Alcanzable: Establece metas que puedas lograr acorde a tus posibilidades.
  • Relevante: Tus metas deben coincidir con tus valores personales y sueños.
  • Tiempo limitado: Se debe fijar una fecha límite para cumplir cada meta.

Específico: Identifica tus metas financieras

Es importante que seas lo más específico posible cuando definas qué quieres lograr con tus ahorros. Tener esto claro te ayudará a visualizar con más facilidad tu objetivo y por qué lo estás haciendo. Tal vez estás ahorrando para un fondo de emergencia, para tus vacaciones o para los estudios de tus hijos. Sin importar lo que sea, tenlo presente: esto también te ayudará a persistir e ir por tu meta.

Haz una cartulina o una representación visual de tus objetivos. Puedes usar una pizarra de corchos, recortes o lo que consideres mejor. Puedes escribir tus metas para que las tengas aún más claras en tu mente. Entre más definido tienes lo que quieres, más fácil será para ti concentrarte en tu objetivo.

Medible: Asegúrate de que tus metas sean medibles

Busca una manera de poder medir tu progreso y resultados. Un ejemplo podría ser cuando se ahorra para un fondo de emergencia: lo normal es lograr el equivalente a las necesidades o gastos básicos de tres meses. Con esto en cuenta, tendrás que hacer un cálculo de cuánto gastas en un mes y multiplicarlo por tres. Lo importante es que puedas establecer cuánto necesitas en total y que fijes esa cantidad como meta.

Alcanzable: Fija una cantidad que sea posible ahorrar

Establece una cantidad que sea posible lograr para ti, ya que, de otra manera, si es algo demasiado ambicioso que se escapa de tus recursos y posibilidades podría decepcionarte. En cambio, si es algo que puedes lograr y te esfuerzas sentirás satisfacción y eso te alentará a seguir haciéndolo y hacer de tu ahorro un proceso cada vez más eficiente y fructífero para ti.

Haz una lista de tus gastos básicos al día y resta esa cantidad de tus ingresos mensuales. De la cantidad sobrante ve cuánto te es posible destinarlo a tu ahorro: elige una cantidad razonable y ve cuántos gastos hormiga puedes evitar para dar prioridad a tus metas.

Relevante: Busca metas que aporten significado a tu vida

Busca que tus objetivos financieros tengan que ver con algo que para ti sea importante y que aporte a la vida que quieres tener. No ahorres solo por hacerlo, busca metas que de una manera u otra te beneficie y permita mejorar tu calidad de vida.

Piensa en Tu Yo del Futuro®: ¿qué sueños tiene? ¿cómo puedes empezar desde ahora a construirle una mejor vida? Date el tiempo para elegir qué hay detrás de tus objetivos financieros y por qué vale la pena que uses tu tiempo y esfuerzo en hacerlo realidad.

Tiempo limitado: Delimita fechas para usar tus ahorros

Define una fecha para alcanzar “x” cantidad de dinero o piensa en tu ahorro como etapas. Cada que logres “x” cantidad significa que estás más cerca de lograr tu objetivo. Puedes enlistar tus primeras fechas, con cantidades y objetivos específicos, para que tengas claro cuáles serán los primeros usos para el dinero que estás ahorrando.

Con el Método SMART ya no podrás usar de pretexto que no sabes por dónde comenzar o si ahorrar es una buena idea. Te da la motivación para que puedas ver resultados: una forma de dar un giro a tus finanzas desde lo cotidiano. Recuerda que, cuando se trata de ahorrar, no importa cuánto, sino que empieces a hacerlo ya y que seas consistente. Poco a poco te acostumbrarás a mejores hábitos financieros y podrás llevar tu ahorro a un siguiente nivel.

En Profuturo nuestro objetivo es apoyarte para que dispongas de mejores soluciones que te garanticen un mejor balance financiero y que cuentes con una mejor pensión para tu retiro, tu futuro y el de las personas que amas. Conoce nuestros productos y servicios que ofrecemos: con nosotros ahorrar es fácil y sin complicaciones. También puedes escribirnos en nuestras redes sociales de Facebook, Instagram, TikTok, X (Twitter) o LinkedIn.   

Si aún no eres parte de Profuturo, puedes dejar tus datos aquí para que conozcas nuestros servicios y estés más cerca de construir un mejor futuro para ti y tus seres queridos.

.

Acompaña a un recién graduado en sus primeros pasos financieros

0.00

 

Graduarse puede ser un momento muy memorable pero también conlleva a ciertos retos que es inevitable hacer frente: cuando una persona deja de ser estudiante, le toca introducirse al ámbito laboral, generar ingresos y comenzar a trazar su independencia financiera.

Ahora, lo ideal sería que esto fuera un proceso fácil y rápido, pero lo común es que sea paulatino y que los primeros años sean los más complicados, pues es precisamente la etapa en la que una persona aprende a valerse por sí misma financieramente.

Ya sea que estés en esa situación o que tengas alguien bajo tu cuidado que está viviéndolo, es importante considerar algunos aspectos que pueden ayudar al recién graduado a dar buenos pasos hacia su realización, sin necesitar experiencia y ver de qué manera pueden surgir buenos hábitos que puedas incorporar en tu vida, pues es un excelente ejemplo de la diferencia de lo que tener finanzas sanas puede hacer por tu vida.

Incertidumbre laboral

Es normal que las personas que están en búsqueda de un trabajo que cubra la mayor parte de sus requisitos ideales no encuentren algo tan específico rápidamente. Por eso, mientras eso sucede hay que tener en cuenta dos aspectos: la paciencia es clave y lo segundo es que es necesario pensar con asertividad para que las decisiones influyan de manera positiva en las finanzas de alguien que acaba de graduarse.

Lo mejor que se puede hacer en este caso es aprovechar ese tiempo para organizarse, crear planes y, sobre todo: no dejar de buscar. Además, comprender que puede haber ajustes en la manera en cómo se utiliza el dinero para economizar gastos y hacerlo rendir más en lo que un empleo llega.

Un colchón de ahorro puede hacer una gran diferencia

Pensando en que es natural que una persona pase un tiempo sin trabajo después de graduarse, lo mejor que puede hacer como prevención es ahorrar. De hecho, lo ideal sería iniciar mucho antes de que la persona salga de la escuela. En este caso, tanto el estudiante como su padre, madre o tutor deben tener en cuenta esto y no confiarse.

Crear un fondo para esta etapa puede ser responsabilidad primaria de la persona que se gradúa, pero si el padre, madre o tutor quieren ayudarle, deben tener en cuenta que estos gastos fuera de lo común estarán presentes. Con este ahorro se transitará con más tranquilidad esta etapa hasta encontrar un buen empleo.

Fijar metas y concretarlas

Este hábito puede ser particularmente bueno para el o la recién graduada: cuando visualiza lo que quiere y crea soluciones para hacerlo realidad, puede lograr un hábito con el que podrá aprovechar mejor esta etapa. De esta manera, por ejemplo, se puede usar el tiempo con eficiencia y creatividad para pensar en planes alternativos (como emprender o un trabajo de medio tiempo) mientras llega el ingreso estable que estás buscando.

Una buena manera de comenzar es identificar algunas metas financieras, como generar determinada cantidad en “x” meses y de qué manera se logrará. Ya sea que la persona se haga cargo de sus gastos o que reciba apoyo de su padre, madre o tutor, es importante usar la imaginación para enlistar todas las habilidades con lo que se cuente: lo que es posible monetizar de una manera u otra.

Monetiza tus pasiones y habilidades

Ya sea que el dinero sea para ti, tu hija o hijo mientras consigue un trabajo, es posible tener un ingreso extra que permita solventar estos gastos.

Mientras se está en la búsqueda de un trabajo que guste y remunere como se necesita nunca está de más capitalizar de formas alternativas. Por poner un ejemplo, si te gusta hornear y la gente te dice que lo haces bien es la oportunidad perfecta para comenzar a vender postres; puedes comenzar esparciendo la voz que estás tomando pedidos para postres, y eso puede ser lo primero que empuje tu emprendimiento.

Lo que importa es usar la imaginación y recordar que cualquier ingreso económico viene bien en esta etapa. Incluso no descartar que entre estas opciones pueda surgir algo que pueda volverse una fuente considerable de ingresos, lo cual puede cambiar el panorama para bien y ayudarte a mejorar el cómo te relacionas con tu dinero.

Haz un presupuesto mensual

Si además de graduarse la persona decide independizarse, esto ya implica que tiene que ser particularmente responsable con sus finanzas. Hay que hacer un estimado de cuánto se necesita al mes para cubrir las necesidades básicas, como renta, despensa, transporte y servicios básicos. Con base en esto se deberá crear un presupuesto que permita cubrir todo eso y darle siempre prioridad. Si por alguna razón llegara a sobrar dinero, entonces lo mejor es destinarlo en un fondo de ahorros.

Evitar compras impulsivas y deudas

Durante esta etapa es crucial que la persona no se endeude y que no realice compras impulsivas. En lo que la persona encuentre una fuente estable de ingresos, necesitará usar su dinero con inteligencia y aprovecharlo lo mejor posible.

Lo mejor es adoptar hábitos financieros que sirvan para esta etapa pero que acompañen a la persona toda su vida y que puedan sentar las bases de la manera en cómo se relaciona con el dinero en su día a día. Cuando una persona recién se independiza financieramente y comienza a tener estos hábitos le suele ayudar en su noción de lo que desea lograr y comprender que para lograr cualquier objetivo se requiere de disciplina, sacrificio, organización y, sobre todo, usar el tiempo a su favor.

Durante este tiempo es normal que con una reciente independencia no sea fácil cubrir todos los gastos: por eso es crucial no dudar en pedir ayuda a las personas cercanas que puedan apoyar. Es una experiencia variada: se necesitará paciencia, disciplina, optimismo y buscar soluciones creativas que permitan aprovechar los recursos de la mejor manera posible, ya sea para tu propio bien como para el de la persona a quien apoyas.

Al final, esta serie de hábitos te llevarán a una mejor manera de relacionarte con tu dinero y tus sueños, pero también con lo que proyectas al futuro para ti y tus seres queridos.

En Profuturo nuestro objetivo es apoyarte para que dispongas de mejores soluciones que te garanticen un mejor balance financiero y que cuentes con una mejor pensión para tu retiro, tu futuro y el de las personas que amas. Conoce nuestros productos y servicios que ofrecemos: con nosotros ahorrar es fácil y sin complicaciones. También puedes escribirnos en nuestras redes sociales de Facebook, Instagram, TikTok, X (Twitter) o LinkedIn.

Si aún no eres parte de Profuturo, puedes dejar tus datos aquí para que conozcas nuestros servicios y estés más cerca de construir un mejor futuro para ti y tus seres queridos.

.

Estrategias financieras para acompañar a tus hijos en cada etapa

0.00

 

La crianza de uno o más hijos implica un gran reto de muchas formas posibles. Una excelente manera de ser consciente con tus finanzas es tomar en cuenta los gastos que representa, tener un hijo y acompañarlo a lo largo de sus primeros años, hasta que está en edad adulta para salir al mundo e ir por sus sueños.  

Planificar todo lo que esto implica te permitirá llevar un mejor control de tus finanzas, pero también te ayudará a proyectar con más organización su futuro y tu economía. 

Primeros meses 

Desde medicamento, ultrasonido, hasta hospital: contempla los primeros gastos para que no te tomen desprevenido. Una vez aquí, el bebé implicará una carga significativa de gastos: desde ropa nueva, medicamentos, idas al médico, pañales y alimento.  

Haz una lista de todos estos gastos desde el momento en que sepas que viene un bebé en camino. Lo ideal es que puedas iniciar un ahorro específicamente para esto, de tal manera que cuando se llegue el gran día tengas un buen colchón económico que te permita solventar con facilidad todos los nuevos gastos.  

Su primera infancia 

A medida que los niños crecen comienzan a involucrarse en más actividades, tanto escolares como extracurriculares. Desde cubrir los gastos básicos para educación: transporte, útiles, inscripciones o alimentación.  

Para hacer frente a esta etapa es sumamente importante llevar un control de ingresos y gastos básicos; siempre dar prioridad por encima de compras innecesarias o impulsivas y buscar un buen balance entre cubrir tus gastos prioritarios del mes e invertir en la mejor calidad posible en educación.  

En esta etapa tal vez te beneficie mucho buscar formas eficientes de ahorrar y llevar un control y análisis de tus gastos. Apps como Fintonic, Monefy o Splitwise te pueden ser de mucha utilidad para aspectos básicos y cotidianos que pueden hacer una diferencia significativa en tu calidad de vida y tus finanzas personales. También Profukids y Cochicoin son una excelente manera de acercar a los más jóvenes a sus primeras finanzas personales. 

También Profukids, la primera Cuenta Afore para niños y Cochicoin son una excelente manera de acercar a los más pequeños a sus primeras finanzas personales. 

Adolescencia 

Aquí se presentarán nuevas necesidades habituales, como cubrir los intereses sociales y económicos de tu hijo o hija. Desde apoyarlo con sus sueños, hobbies, así como todo lo que implique su próxima nueva carrera. También considera que durante esta etapa pueda ser más necesario cubrir con gastos en tecnología: ya sea equipo de cómputo para la escuela, teléfono, tablets, consolas y videojuegos, etc.  

Te recomendamos que no pierdas de vista cuáles son las verdaderas prioridades a cubrir y que logres un balance entre lo que tu hijo o hija podría esperar o exigir, y lo que es necesario que tenga, de tal manera que no descuides otros gastos más importantes.  

Juventud 

Una vez que tu hijo o hija inicia su carrera universitaria será necesario cubrir con muchos gastos que probablemente él o ella no podrán solventar por sí mismos. Desde apoyo para pagar una renta, gastos escolares, transporte, hasta alimentación. También es común que necesite de apoyo económico durante su etapa de transición al mercado laboral, por lo que es importante que también consideres este aspecto.  

Más allá de estos retos económicos, recuerda que tus obstáculos se pueden aminorar con una buena comunicación con tu red de apoyo, y que una buena organización, disciplina y paciencia son clave. Sobre todo, verás con el paso del tiempo cómo cada esfuerzo tuyo valió la pena y disfrutarás los frutos de haber sembrado en tus hijos el mejor futuro posible. 

En Profuturo nuestro objetivo es apoyarte para que dispongas de mejores soluciones que te garanticen un mejor balance financiero y que cuentes con una mejor pensión para tu retiro, tu futuro y el de las personas que amas. Conoce nuestros productos y servicios que ofrecemos: con nosotros ahorrar es fácil y sin complicaciones. También puedes escribirnos en nuestras redes sociales de Facebook, Instagram, TikTok, X (Twitter) o LinkedIn.     

Si aún no eres parte de Profuturo, puedes dejar tus datos aquí para que conozcas nuestros servicios y estés más cerca de construir un mejor futuro para ti y tus seres queridos. 

Los recursos en tu Cuenta Individual son tuyos. Infórmate en www.gob.mx/consar

.

Cómo la generación Z puede usar la Regla del 50/30/20 a su favor

0.00

 

Es común escuchar historias de los abuelos sobre cómo trabajaban y gestionaban su dinero en su juventud. Aunque muchas cosas han cambiado desde entonces, es importante notar que antes no existía una cultura de ahorro y educación financiera tan desarrollada como la que se promueve actualmente. 

Por razones sociales, culturales y económicas, los retos de las nuevas generaciones son diferentes a los de la generación Baby Boomer y las anteriores. Mientras que para la generación de los abuelos era una prioridad emplearse desde jóvenes, las nuevas generaciones muestran diversas formas de trabajar y gestionar su vida, lo cual también se refleja en sus hábitos financieros. 

A pesar de estos cambios, es fundamental que las nuevas generaciones no pierdan de vista el tema del ahorro y la educación financiera, ya que esto siempre tiene un impacto tarde o temprano y contribuye a la estabilidad económica a diferentes niveles. 

Consideramos que hay ciertos métodos básicos que pueden ser útiles para alcanzar un bienestar financiero, como la Regla del 50/30/20; una excelente opción para iniciar en esto y encontrar una forma inteligente y práctica de administrar tu dinero sin descuidar necesidades básicas, tu futuro, ni los momentos de esparcimiento. 

Prioriza siempre tus necesidades básicas 

La regla del 50/30/20 es una manera de administrarse que se basa en algo muy sencillo: el 50% de tu dinero se destinará a gastos básicos y necesarios, el otro 30% será para gastos personales y el 20% se irá en un fondo de ahorro.  

En este caso siempre darás prioridad a lo más básico y urgente: vivienda, transporte, alimentación, servicios y educación. Así que antes de hacer gastos impulsivos recuérdate siempre tener separado el dinero para estas cuestiones, de tal forma que lo respetes y no lo uses para otras finalidades. 

Toma en cuenta tus gastos personales 

Del 50% que quedó después de usar la otra mitad para cubrir tus necesidades básicas, tomarás un 30% para tus gastos personales. Desde idas al cine, conciertos, salidas a comer, reuniones con amigos, etc.  

Una buena idea para que puedas aprovechar este 30% al máximo es buscar alternativas que hay en tu ciudad y que son gratuitas: aprovecha para buscar en la cartelera cultural donde vives, seguramente encontrarás cosas interesantes para tu recreación o esparcimiento. Picnics y reuniones en casa son otra manera de crear experiencias memorables donde puedas tener un mayor control de tus gastos. 

De esta manera, no solo estarás cuidando de tu bolsillo: también estarás expandiendo el cómo usas tu tiempo y cómo puedes disfrutar de él sin que sientas que debes gastar todo el tiempo.  

No te olvides de ahorrar 

El 20% restante es para crear un fondo de ahorro que te servirá en cualquier emergencia o situación imprevista. Muchas personas no tienen acostumbrado ahorrar porque consideran que no ganan lo suficiente para hacerlo. Sin embargo, jamás habrá un momento “adecuado” para ahorrar: no importa con cuánto empieces, sino que te permitas pensar para Tu Yo del Futuro® y ayudarte por adelantado a que no la pases tan mal en caso de un imprevisto que podría mejorarse con una cantidad de dinero extra.  

Iniciar es más fácil de lo que parece: comienza a hacer cuentas para que sepas con exactitud de cuánto dinero dispones cada mes, en qué se te va y qué es lo primero que necesitas pagar.  

Respeta tus presupuestos y comienza a usar la regla del 50/30/20. Tu vida diaria no tiene que cambiar, solo vas a adquirir nuevos hábitos financieros. Además, en el proceso te permitirás descubrir y aprender cosas nuevas, como parte de este nuevo estilo de vida donde te estás priorizando hoy para tu mañana.  

Cuando hagas del ahorro un hábito te darás cuenta de que sí tiene sus ventajas tener la tranquilidad de que tú mismo contribuyes a una tranquilidad para tu futuro. Y entonces probablemente quieras aprender cómo eficientar tus ahorros para hacer que a mediano y largo plazo generen más dinero para ti, por ejemplo. Y así, cuando menos te des cuenta, la regla del 50/30/20 te habrá ayudado también a mejorar tu estilo de vida y a usar de forma más inteligente tu dinero con la conciencia de que te estás preparando para tu mejor futuro. 

En Profuturo nuestro objetivo es apoyarte para que dispongas de mejores soluciones que te garanticen un mejor balance financiero y que cuentes con una mejor pensión para tu retiro, tu futuro y el de las personas que amas. Conoce nuestros productos y servicios que ofrecemos: con nosotros ahorrar es fácil y sin complicaciones. También puedes escribirnos en nuestras redes sociales de Facebook, Instagram, TikTok, X (Twitter) o LinkedIn.     

Si aún no eres parte de Profuturo, puedes dejar tus datos aquí para que conozcas nuestros servicios y estés más cerca de construir un mejor futuro para ti y tus seres queridos. 

.